Ayuda para la depresión y T. Bipolar

Los malestares asociados al estado de ánimo

El estado de ánimo es naturalmente variable pues es un regulador y al mismo tiempo un "termostato" de cómo nos sentimos y de cómo actuamos con el mundo que nos rodea. Generalmente, es posible hablar de estados de ánimo, utilizando muchos adjetivos que, desde la voz popular, intentan adornar con metáforas y símbolos que describan su vario pinta y abstracta manera de presentarse en las personas: "me siento desanimado", "estoy un poco decaído", "estás cabizbajo", etc. A continuación presentamos una lista de los trastornos asociados a los estados de ánimo:

Depresión: es el malestar más conocido y está considerado como una dolencia con una prevalencia alta y en aumento. Existen muchos factores que influyen a que la depresión tenga una mayor o menor incidencia en la persona que la padece; estos son rasgos personales, culturales, genéticos, de género, etc. La depresión se divide por un lado en Trastorno depresivo mayor, que refiere a un episodio depresivo donde se percibe abatimiento, tristeza y decaimiento la mayor parte del día con incapacidad para percibir placer en la actividades realizadas, baja autoestima e insomnio recurrente. Por otro lado, el Trastorno Distímico señala lo mismo que lo anterior, pero con una prolongación mayor en el tiempo, casi como si siempre hubiera estado allí. Además, señala perturbaciones mayores en el sueño,  y la irritabilidad y el abatimiento se incrementan al punto de llegar a no "estar ni ser en ningún sitio". Pensamientos recurrentes de querer desaparecer, ideaciones e intentos suicidas son también muy frecuentes.

Manía: este malestar se relaciona con estar de manera constante en un estado de ánimo muy alto y enérgico. Implica un sentimiento expansivo y sentirse casi invencible para realizar cualquier actividad, por más regular y cotidiana que esta sea. Se exacerba tanto el ánimo que incluso puede llegar a provocar delirios o alucinaciones. 

Trastorno Bipolar: como lo indica su nombre, el término bi (de dos) quiere dar a entender que se pasa de un estado de ánimo a otro con mucha facilidad, teniendo en un momento un estado depresivo grande y luego un estado maniaco en el mismo grado de exaltación. Las personas que padecen este trastorno, tienden a no poder controlar estos estados de ánimo hasta el punto de encontrarse en situaciones muy perjudiciales para ellos mismos y para las personas de su entorno. De acuerdo a su frecuencia y ritmo se subdividen en Trastorno Bipolar I y II.

Terapia familiar para ayudar a la depresión.

Artículo sobre la depresión en la familia. 

Tema de interés "La depresión"

 

 

¿Quieres hacer una cita? haz clic aquí

Introduce tus datos aquí y en seguida un profesional se pondrá en contacto para ayudarte.

Campo requerido
Validating files
0%

¿Tienes alguna duda o comentarios? haz clic aquí

Llena el siguiente formulario y te responderemos de inmediato!

Campo requerido
Validating files
0%

A los efectos de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter PersonalCEPFAMI informa a sus pacientes de la existencia de un fichero automatizado y cifrado para preservar la confidencialidad de los datos, que contiene datos de carácter personal cuya única finalidad es la de gestionar los servicios ofrecidos, así como enviar información por cualquier medio, incluido el correo electrónico. CEPFAMI, asume su responsabilidad respecto a los datos contenidos en este fichero.